Botica Ayala

¡Oferta!

Botella de vidrio Egg of Life

25.00

Botella de vidrio reutilizable libre de plomo para agua u otros líquidos

Agotado

Quisimos que una de nuestras botellas se convirtiera en tu vaso, de esta manera nació la Vitbot Egg of Life de Vidrio.

La Vitbot Egg of Life de Vidrio es una botella muy especial, y te contamos por qué:

La Vitbot Egg of Life de vidrio está fabricada en Italia en vidrio azul cobalto de calidad alimentaria*.

El color azul cobalto se adquiere en el horno a más de 2000º de temperatura.

El tapón, fabricado en Barcelona, tiene la parte exterior y la superficie que está en contacto con el agua de acero inoxidable 18/8*, y la rosca interior de polipropileno libre de BPA.

Se presenta en caja de cartón con nido.

La Egg of Life de Vidrio es:

Biomimética: Copiada de la naturaleza. Forma ovoide en proporción phi.

Activa: Aporta beneficios medibles.

Sostenible: Fabricada con criterios de economía circular.

Peso: 450 g.

Reusable: 555 ml.

Confiable: El color azul cobalto protege el agua de los rayos UV del Sol.

* Disponemos de todos los certificados que avalan el origen de los materiales que utilizamos.

* La botella se puede lavar en el lavavajillas. El tapón debe lavarse a mano.

INFORMACIÓN DE INTERÉS

Gracias al vórtice que se genera en el interior de las botellas Vitbot, se obtiene una disolución uniforme de los electrolitos, minerales, vitaminas, etc. que hay en las bebidas. Gracias a esta disolución uniforme, el cuerpo humano asimila las propiedades del agua, jugos, fermentados, etc. de manera más eficiente. El azul cobalto es un color ideal para solarizar el agua dentro de la botella, para aquellas personas que así lo deseen.

LA BIOMIMESIS

«Biomimesis es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración, para resolver aquellos problemas humanos que la naturaleza ya ha resuelto».
Andrea Rinaldi

La idea de las botellas Vitbot surgió observando la naturaleza. Por eso están diseñadas en forma ovoide y en proporción phi, para que las bebidas se muevan en vórtice en su interior.

LA FORMA OVOIDE

La vida necesita el movimiento en vórtice para sostener la energía que alimenta la estructura de la existencia física y sutil. Para que el movimiento en vórtice se mantenga y la estructura de la vida siga intacta, la naturaleza utiliza la forma ovoide.

En el interior de las semillas, las frutas, los óvulos, etc., aunque no sea visible a nuestros ojos, como puede ser el movimiento de los huracanes o los tornados, o el movimiento del agua, la energía se mueve en vórtice y mantiene la vida. Cuando la semilla encuentra las condiciones idóneas, da lugar al nacimiento de una planta completa. La forma ovoide es el envase natural para que el vórtice se genere de manera espontánea. La forma ovoide es el envase de la vida.

La Forma Importa. La Forma Informa.

La energía, sin una forma que la contenga es solo una posibilidad. En el interior de una semilla la memoria del árbol o de la planta que es, se mantiene viva.

Los científicos ya han descubierto que las formas de la naturaleza siguen patrones de orden. La proporción Phi, es un patrón de crecimiento y desarrollo que se repite en la mayoría de los organismos vivos, incluyendo el ser humano.
En Vitbot aprendimos de la naturaleza al incorporar la proporción Phi a la forma ovoide de nuestras botellas. Los envases y botellas Vitbot pueden tener diferentes tamaños, el cuello y los acabados pueden ser completamente diferentes, pero su forma ovoide en proporción phi, nunca se pierde.

El agua, al igual que el resto de los alimentos que ingerimos, nos aporta energía. La calidad de esa energía cambia completamente, según tratamos ese alimento o fluido desde su origen hasta que lo comemos o bebemos. Por ejemplo, un kilo de arroz y un kilo de harina, ambos nos van a quitar el hambre, pero mientras el arroz entero nos alimenta y nos da energía, la harina solo nos sacia, solo nos quita el apetito.

¿Cómo afectan a nuestro organismo y a nuestra salud los alimentos y bebidas sin estructura, desvitalizados? Como ya se ha demostrado en numerosos estudios realizados en el sector de la alimentación y la salud, concretamente en el caso de la harina, sabemos que nos engorda, genera celulitis, retención de líquidos y hace que tengamos hambre mucho antes que si comemos el arroz entero.

En el caso de los alimentos enteros, como es el arroz, una vez hemos roto su estructura molecular ya no podemos “pegarla”. Sin embargo, una bebida o un líquido alimentario puede recuperar su estructura gracias a que en un 70-90% es agua.

¿Cómo? Utilizando un envase que le permita al líquido moverse en vórtice, de esta manera, el agua, que es la base de la bebida, jugo o líquido alimentario, puede recobrar su estructura hexagonal original y, como consecuencia, su vitalidad.

LA PROPORCIÓN PHI

La proporción Phi es un patrón de crecimiento que utiliza la naturaleza. Podemos observar este patrón en los girasoles, las hojas de las plantas, etc. Gracias a este patrón, las ramas, las hojas y las semillas reciben igual exposición solar y cantidad de agua de la lluvia, ya que no se obstruyen unas con otras.

La proporción Phi también aparece en la configuración del ADN, los huesos de los dedos, la proporción entre los huesos de los brazos, antebrazos y manos, el oído interno y externo, etc.

EL VÓRTICE

La N.A.S.A. confirmó en 2011, mediante la Sonda Gravity, que nuestro planeta está ubicado sobre un vórtice de espacio-tiempo, con ello, refrendó la teoría formulada por Albert Einstein en 1916.

Desde los átomos a las galaxias, la naturaleza utiliza el movimiento en vórtice en su búsqueda de una mayor eficiencia energética. Se mueve en vórtice el ADN, la sangre que bombea el corazón, el agua de los océanos y ríos, los huracanes, los tornados, nuestra galaxia, la Vía Láctea…

Carrito de compra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies